Smoothie de fresas, yogurt, guineo y zumo de naranja.

He sido una de esas  personas con el peor hábito del mundo para desayunar, pero a medida que me hago consciente de cuáles son esas rutinas que me ayudarán a conseguir la salud y el bienestar que deseo, entiendo que alimentarme bien desde la mañana es parte de ese propósito. 

No es que debamos comer por comer, pero si me estoy ejercitando, si hago Yoga y quemo calorías debo desayunar para que no me de un mareo. (Voz de bromista). Eso por un lado y por otro lado el hecho de recibir mi primer alimento del día.

Hacer desayunos muy cargados definitivamente no es lo mío, he optado por los smoothies. Iniciar el desayuno con esta bebida me pone de buen humor, porque es fácil, es dulce y es muy rica.

En esta ocasión te traigo una combinación que aparte de sostener y ser muy deliciosa, te dará mucha energía, te aportará vitamina C y probióticos que son muy buenos para elevar el sistema inmunológico y mejorar la flora intestinal.

Vas a necesitar lo siguiente.

INGREDIENTES

  • Una taza de yogurt natural  (frío)
  • una taza de jugo (zumo) de naranja (frío)
  • 5 0 6 fresas congeladas
  • 2 guineos congelados
  • Opcional 2 cucharadas de azúcar

Poner todos estos ingredientes en una licuadora y batir hasta que las frutas queden bien trituradas.

Si las frutas no están congeladas bate con una taza de hielo.

A mi me gusta el dulcito, por eso le añado dos cucharadas de azúcar, pero es opcional. En mi caso no tengo problemas con el azúcar y por eso le pongo un poquito.

Puedes tomarlo en el desayuno o como merienda y te va a encantar. 

Deja un comentario